Homenaje a Steven Covey

Hace más de dos décadas estalló el boom de un libro que marcaría muchas vidas: LOS 7 HÁBITOS DE LA GENTE ALTAMENTE EFECTIVA.


Su autor, Stephen Covey, consolidó su reconocimiento mundial sobre la base de la propuesta de los 7 hábitos. No se sabía con exactitud si el suyo era un libro sobre productividad, sobre desarrollo humano o un libro de autoayuda. Resultó que era “todas las anteriores”. Era una propuesta integral que consideraba espacios para el crecimiento interior, las victorias interiores; y consideraba también el ámbito del crecimiento exterior o las victorias públicas. 

 

El Best Seller de Covey dio líneas para cambiar paradigmas y establecer nuevos principios tanto en la vida personal como en la vida corporativa. Es una propuesta integral y en ello basó su éxito.

 

Esta propuesta convirtió a Stephen Covey en un gurú y en un conferencista muy solicitado mundialmente. Los creyentes del “pensamiento positivo” y los amantes de la productividad, todos encontraron argumentos en su propuesta.

 

Escuchar una conferencia de Covey era una experiencia alucinante. Carisma, sencillez, cercanía, humor fino, información valiosa… todo en uno.

 

Nunca terminó de ahondar en su pensamiento. No paró de ofrecer nuevas propuestas, lo cual plasmó en otros libros que complementaban al primero. Vinieron El Octavo Hábito, Liderazgo Centrado en Principios, El Líder Interior, Asegurar Resultados en Tiempos de Incertidumbre, Meditaciones diarias para la gente altamente efectiva y otros títulos, todos girando en torno al mismo tema de fondo: Desarrollo interior que se refleja en tu interacción y en los resultados.

 

Podría decirse que toda su obra buscó desarrollar el planteamiento inicial Hábito 1: Proactividad. Hábito 2: Comenzar con un fin en mente. El Hábito 3: Primero lo primero. Estos 3 hábitos son los que definen la victoria interior. Hábito 4: Pensar en ganar-ganar. Hábito 5: Buscar comprender primero y después ser comprendido. Hábito 6: Sinergizar. Estos hábitos (del 4 al 6) son los que definen la victoria exterior. Y finalmente el Hábito 7: Renovación espiritual. Nada escapaba a este análisis integra.

 

Ahora bien, lo mejor de Stephen Covey y por lo cual rindo este sencillo Homenaje, no es su capacidad intelectual o su éxito como conferencista. Me admira su COHERENCIA. Su capacidad de vivir aquello que promulgaba apasionadamente. Mis respetos.