La Trampa de la Calidad

Durante varias décadas hemos visto que las nuevas estrategias empresariales vienen y van. Algo dejan, pero menos que lo que se esperaba.

 

En medio de esa mareada, el concepto de Calidad se mantiene ileso porque no es una moda sino el elemento básico que supuestamente le puede garantizar a una empresa consolidarse exitosamente en el mercado.

 

Lo cierto es que la calidad es necesaria y deseable, sin embargo es insuficiente. Lo confirma la existencia de empresas que logran ser eficientes y productivas pero no competitivas, en la medida que han olvidado ser innovadoras.

 

Ejemplo de ello puede ser la empresa que produce las mejores “agujas de diamante”, aquellas que se utilizaban para reproducir los discos de acetato, antes de la masificación del walkman, el discman, el CD, el DVD, el Mp3, el Mp4, el ipod, el itouch, el ipad y todos los demás recursos alternativos. La mencionada empresa tenía calidad en los procesos y en los productos. Sin embargo, se quedó fuera del mercado.

 

Digamos que los procesos de calidad podrían conducir a una empresa a cometer el error de hacer muy bien aquello que ya no debe hacer

 

Frente a esta situación, la innovación viene a quitar vendas y abrir mentes. No se trata de una moda, pues la innovación ha estado presente desde la Revolución Industrial hasta el día de hoy.

 

Ya no se trata del mejoramiento de lo que existe sino de la creación con calidad de cara a las nuevas oportunidades que surgen del cambio. La innovación empresarial se enfoca en identificar las nuevas oportunidades y crear soluciones viables que potencien los resultados.

 

Desde esa perspectiva, la empresa afronta dos retos fundamentales: uno, identificar las barreras que bloquean las habilidades creativas y la capacidad de innovación de su gente, tanto individual como colectivamente. Dos, brindar las condiciones indispensables para convertir la Innovación en un aspecto vital de la cultura organizacional.

 

Este es el momento de mayores cambios en el mundo. La dinámica actual, especialmente en el campo empresarial cada vez tomará una mayor velocidad. Por eso, el cambio del que se habla no se limita única y exclusivamente a mejorar lo actual, lo de ayer o lo de hoy. Implica y se enfoca en descubrir, crear y aprovechar oportunidades que van surgiendo justamente en el cambio.

 

 

Leonel Vidal

Conferencista

www.LeonelVidal.com

Autor del libro “¿Por qué no se me ocurrió a mí?” La Creatividad en la Vida y en los Negocios.

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.